jueves, 4 de febrero de 2010

Amo a un obrero


Amo a un obrero de manos grandes y fuertes,

buenas para recorrerme completa;

y para edificar puentes que llevan al cielo.

De voz calida, melodía perturbadora,

que estremece mis entrañas;

y me renueva entera.


Amo a un obrero,

que es también, poeta, niño ingenuo y trovador enamorado

Que me regala estrellas, flores, canciones;

y me da de beber fuentes de agua viva.

Que siembra junto a mi huertos de esperanza;

Y que recorre, conmigo, senderos de alegría.


Amo a un obrero

Hombre viril, hermoso y arquitecto de delicias,

que me devolvió la fe, la dicha y la cordura.

Ángel de amor, en el sentido cabal de la palabra;

Y que me hace soñar despierta día por día.

6 comentarios:

abril en paris dijo...

¡ Disfruta del amor que es el motor de la vida ! Y sé feliz.
Un beso

Anayansi Acevedo dijo...

Gracias, en esas ando...
:)

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Anayansy, qué lindo poema, no sabía que publicas en Poetas Anónimos me tengo que fíjar.

Gracias.

P.D. Te sigo soy un bloc de notas y una pluma

Maite

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Te sigo como "mery", no entiendo, me sale el avatar de otro blog.

besos

Maite

Patokata dijo...

Hermoso poema, hermoso el amor.
Me encanta leerte, te descubrí a través de poetas anónimos y te sigo.

Hasta pronto!

Anayansi Acevedo dijo...

Gracias...a todos.

Anoche, algo hizo plop... y una burbuja de jabón explotó...un sueño se rompió para siempre y ese obrero se va a quedar para siempre trepado en un andamio, del que no se bajará jamás.

...y hoy están todos ustedes subiéndome el ánimo con tan lindas palabras. Gracias, las palabras son bálsamo para mis heridas.