lunes, 29 de junio de 2009

Decisiones


Creo que nunca un año en mi vida había estado tan lleno de cambios. Lo cierto es que este año ha sido, indiscutiblemente, el año de las decisiones
Por fin, culminé la carrera de mis sueños y me convertí en la abogada idónea que siempre soñé ser.

Este año inicié en un nuevo trabajo. Volví a formar parte del engranaje gubernamental, primero en una fiscalía, defendiendo causas civiles del Estado y hoy en Proyectos Especiales de la Procuraduría, en el Programa de Atención a Víctimas de Violencia Genérica. Todo ello a pesar de que había jurado no volver a ser funcionaria pública.

Este año me separé definitivamente de quien fuera mi pareja desde hace más de 10 años continuos, pero con quien mantuve más de 25 años de tormentosas relaciones "amorosas", aunque también ya antes, varias veces, había jurado que sentaría cabeza y formaría el hogar ideal...ese con el cual siempre soñé, también.
De igual forma este año empecé este proyecto maravilloso que se llama "mi espacio irreverente", que es mi blog personal y el cual, junto a la posibilidad que brinda el facebook de escribir y publicar, constituyen la principal puerta de desahogo ante las frustraciones cotidianas, pero también me brindan la maravillosa posibilidad de vencer el miedo que siempre significó el escribir públicamente y de compartir experiencias comunes.

Este año me atreví a hacer un montón de cosas que antes jamás hice. Este año, el próximo 6 de diciembre, voy a cumplir 40 y aunque lo anterior signifique la fecha fatídica, auto impuesta mentalmente para el logro de muchas cosas, lo cierto es que espero esa fecha con ansias.

Es claro que muchas metas aun no se han cumplido: No soy millonaria aún, por ejemplo...me voy a regalar un par de añitos más para el logro de dicha meta...no he bajado las 40 libras de peso que requiero para obtener mi peso ideal (pero ya llevo 11 menos..), no me he lanzado aún en paracaidas, espero atreverme durante algún verano, antes de que me vuelva una anciana y el cuerpo no me lo permita...no he acabado de vencer el miedo a la soledad, pero ahí le vamos, echándole ganas, mientras tanto, duermo con la luz encendida, procurando ser feliz con cada victoria cotidiana, acompañándome con mis hijos, con un montón de libros leídos y por leer, con la música maravillosa que alegra el alma, con mis versos queridos, mis amigos, mis afectos y cantidades industriales de nuevas ideas.

A final de cuentas concluyo en que definitivamente sólo a un orate se le ocurriría pensar que los 40s significan el inicio de la decadencia: en mi caso, constituyen, si Dios me da vida, el inicio de un ciclo maravilloso...

7 comentarios:

abril en paris dijo...

¡ Qué valiente y qué ganas de
seguir adelante sin mirar atrás
con ira !

¡ BRAVO !

Bss.

Leskal dijo...

cuando seas millonaria yo quiero ser tu amiga
XD

Anayansi Acevedo dijo...

Gracias a ambas...y claro que vamos a seguir siendo amigas cuando sea millonaria (aunque sea de sueños, afectos e ideas) jajajaja....

Lydia dijo...

Ana,

Parece que su año es maravilloso y lleno de nuevas experiencias positivas. ¡Tenga apretado- su 40's será gran! Gracias por sus palabras tibias en mi blog.

Estuve en Panamá hace 20 años:). Lydia

ps-hablo y entiendo un poco tambien

Rafu dijo...

hehe la vida comienza a los 40...

pero igual, a mi me falta mucho todavía ;)

que bien, que bien... fuerza!

NADIE dijo...

hoy empieza el primer día del resto de nuestras vidas, los 40 te parece un numero grande? no te olvides que el tiempo no existe es cultural, sigue con tus propósitos mirá que yo he comenzado a estudiar Derecho y tellevo dos años, gran posts querida Ana

Anayansi Acevedo dijo...

Gracias Rafu, tus palabras me alegran la vida. Gracias Lydia, su blog es tan lindo, que siempre estoy pendiente, aunque mi inglés no sea el mejor del mundo.Gracias Nadie, me alegro la motivación por los estudios jurìdicos...así se hace amigo.